Conversando con: Carmen Carmona

Carmen Carmona es una emprendedora trabajadora y luchadora incansable por sus sueños, participó en las Formación de Chocolatería Artesanal del Proyecto Venezuela Tierra de Cacao, que la impulso a dar forma y hacer crecer su emprendimiento "Divina Tentación", en el que lleva 2 años trabajando.

¿Cómo fue tu participación en la formación impartida por Venezuela Tierra de Cacao y qué fue lo que más te gustó?

Participé como beneficiada de la formación, de forma activa, durante año y medio, aplicando todo lo recibido en la misma.
Lo que más me gusto de esta formación fue la actualización continúa y de calidad con excelentes profesionales en la materia, no sólo en el arte de la chocolatería, sino la extraordinaria calidad humana y humildad, entre los cuales destacan Mileidys Nieves, formadora a distancia, quien demostró que la distancia es sólo física; Jimmy Brito, un caballero con encanto de chocolate, dulce, amable y humilde; y por último, pero no menos importante, la dama del cacao venezolano, María Fernanda Di Giacobbe, un sueño hecho realidad gracias a Venezuela Tierra de Cacao, el mayor de los honores y privilegios.

¿Qué representa para ti el cacao y el chocolate?

Para mí son un estilo de vida, forman parte de nuestra identidad, todos los venezolanos estamos unidos por las raíces ancestrales del cacao, ya que todos los rincones de Venezuela lo poseen.

¿Cómo ayudó tu proceso formativo a impulsar tu emprendimiento? 

Gracias a la formación recibida logré perfeccionar las técnicas de elaboración, además de conocer detalles técnicos importantes en el proceso de fabricación y comercialización. La formación 360 me permitió elaborar el modelo de negocios y direccionar mejor mi emprendimiento, considero que el aspecto de la estructura de costos fue un pilar fundamental para establecer los precios reales de mis productos, me parece que la formación fue integral.

¿Cómo nació tu emprendimiento "Divina Tentación"?

La idea nace al observar el estado de WhatsApp de un amigo de mi hermano, quien realizó la exposición de un curso de chocolatería artesanal, inmediatamente le solicité la información. Desde ese instante me enamoré de este mundo y decidí iniciar estudios especializados para poner en marcha el emprendimiento que hoy día ya tiene 2 años.

¿Qué consejo le das a otras personas que tienen un sueño similar al tuyo?

Si tu mente lo imagina y tú corazón lo siente, deja todo en manos de Dios y hazlo con mucho amor, el límite está en tu mente y tu mismo lo creas, no tengas miedo al éxito. 




Identificarse to leave a comment
Conversando con: Rosa Rangel